Algunas claves para entender las normas que protegen al patrimonio marplatense

Durante las últimas décadas tanto el municipio como la Provincia de Buenos Aires y la Nación sancionaron varias ordenanzas y leyes destinadas a otorgarles protección a numerosas construcciones valoradas por sus cualidades arquitectónicas, ambientales, históricas y sociales.

En total, el Concejo Deliberante, la Legislatura y el Congreso de la Nación ya aprobaron el reconocimiento y la protección de al menos 395 bienes marplatenses entre los cuales figuran edificios, viviendas, templos, espacios públicos y hasta algunos objetos como murales y fragmentos de ciertas edificaciones.

La norma más amplia en ese sentido es el Código de Preservación Patrimonial el cual fue aprobado en el año 1995 por el Concejo Deliberante y en septiembre de 2015 cumplirá 20 años de vigencia.

Dentro de él figuran todos los bienes que en algún momento merecieron declaraciones de interés.

El texto tiene la particularidad de mencionar incluso a aquellos inmuebles que perdieron su condición de patrimoniales y que por ello pudieron ser demolidos o sometidos a alteraciones definitivas.

Dentro del Código son enumerados un total de 394 bienes, de los cuales, al menos 18 ya fueron desafectados, desaparecieron o experimentaron cambios que los desnaturalizaron por completo.

El Código representa mucho más que un simple listado de bienes ya que establece criterios de clasificación disponiendo en cada caso cuáles son las reglas a las que sus propietarios deben atenerse para garantizar su preservación.

  • La categoría A incluye a los inmuebles de valor excepcional, considerados como “paradigmáticos” e hitos de “relevancia singular e insustituible”. Tienen como otra particularidad el hecho de que aún conservan su originalidad y que recibieron modificaciones que respetaron sus rasgos y lenguaje arquitectónico.

3 ejemplos de la Categoría A

  • En la categoría B figuran inmuebles de “valor singular” considerados como obras de reconocidos proyectistas o constructores o bien obras anónimas que revisten un interés desde el punto de vista estético-formal y/o histórico-significativo y son referentes de un espacio urbano.

3 ejemplos de la Categoría B

  • En la categoría C existen edificios cuyo valor reside en formar parte de un conjunto que constituye una referencia formal y cultural en la ciudad. Las cualidades formales de cada uno aportan a la calidad ambiental y homogeneidad general y carácter del área. Pese a haber perdido parte de sus características originales mantienen rasgos de la tipología que merecen su conservación para consolidar las características generales de conjunto.

3 ejemplos de la Categoría C


Además de estas tres categorías, existen otras dos, una de las cuales enumera a los espacios públicos declarados de interés y otra a los objetos de valor patrimonial también incluidos en el listado.

Según sus categorías, los 394 bienes mencionados en el Código de Preservación Patrimonial de distriubuyen del siguiente modo:

Otro criterio de clasificación existente, se vincula con el tipo de declaración otorgada. Según este criterio, los 394 bienes se distribuyen de la siguiente forma:

El alto valor simbólico de algunos inmuebles del patrimonio de Mar del Plata, provocó que además de haber sido declarados de interés por parte del Concejo Deliberante, hayan sido reconocidos por la Provincia y la Nación. En total son 20 las construcciones que además de figurar en el Código municipal están protegidas por normas provinciales y nacionales.

20 bienes con declaratorias nacionales y provinciales