En 2015 la planta de CURA recuperó 1752 toneladas de residuos

Durante el año pasado en Mar del Plata y Batán fueron producidas 448.224 toneladas de basura.

Buena parte de ese volumen estuvo compuesto por tierra, escombros, restos de la industria alimenticia y material orgánico proveniente del servicio de barrido e higiene urbana. Es decir, residuos sin ninguna clase de valor para quienes trabajan en la cooperativa CURA.

Finalmente, de toda la basura producida en el Partido, a la planta de reciclado llegaron 25.400 toneladas, es decir, el 5,7% del total. Y después de mucho trabajo fueron recuperadas 1752 toneladas de materiales con valor comercial como papel, plástico o metales.

Es decir que de todos los residuos procesados en el establecimiento, al final pudo se recuperado el 6,8%.

Esas son algunas de las principales cifras que reveló el estudio de monitoreo ciudadano Mar del Plata Entre Todos publicado hace algunas semanas.

El documento sugiere además algo que los recuperadores señalan como un problema. Cuando concluye el verano, el volumen de residuos disminuye de manera considerable.

En enero de 2015 el predio recibió 30.424 toneladas de residuos domiciliarios, es decir, los que proveen la materia prima más valiosa para quienes separan y reciclan tanto de manera formal como informal.

En junio de ese mismo año la cifra había disminuido a 12.312, es decir a menos de la mitad.

Por razones estacionales, durante este invierno estaría sucediendo lo mismo, pero con el agravante de que según los integrantes de la cooperativa, la situación económica provoca que la gente tire cada vez menos materiales recuperables, los que generalmente, son envases.

En este orden, la mayor cantidad de materiales recuperados durante 2015 fueron vidrio (34%), papel (28), Pet/Cristal (17%), cartón (12%), pet/verde (5%), metales (2%) y polietileno (2%).

Otro tema que inquieta a los recuperadores es la actitud de los vecinos. Aseguran que su conducta aún no ayuda a optimizar el funcionamiento de la planta.

De todas maneras, cuando describe su propio comportamiento la ciudadanía asegura estar más comprometida de lo que se supone.

De los cientos de encuestados por la iniciativa Mar del Plata Entre Todos, el 61,5% aseguró que cumple con la separación y que respeta el cronograma de recolección.

Pero de acuerdo a las zonas, se advierten diferencias notables. En el área central los que dicen que cumplen son el 70,3%. En otras zonas la cifra es muchísimo más baja.

En los barrios aledaños a la cuenca del arroyo del Barco, por ejemplo, la cifra es del 38,4% y en los barrios del oeste de apenas el 32,5%.

Si se analiza cuánto de la basura que se produce en Mar del Plata y Batán llega a los recuperadores formales, se advierte que las 25.400 toneladas procesadas por CURA representaron el 5,7% del total.

La cifra puede ser comparada con las que existen en otras ciudades en las cuales se realizan idénticas mediciones. Y la conclusión es que el número es bajo. En Asunción (Paraguay) por ejemplo, ese porcentaje es del 12%; en La Paz (Bolivia) del 10% y en Montevideo (Uruguay) del 6%.