En una década las empresas de micros recibieron $1428 millones de subsidios

Por Gabriel Coronello Aldao

Entre 2005 y noviembre de 2015 las empresas de colectivos de Mar del Plata recibieron unos 1428 millones de pesos en subsidios provistos por el gobierno nacional. Más de la mitad de esta cifra fue percibida por la compañía que controla a la mayoría de las lineas de micros que recorren el Partido de General Pueyrredon, es decir la 25 de Mayo.

En la última década sólo esta empresa recibió unos 860 millones de pesos de ayuda estatal, es decir, el 60,2% de todos los aportes que la Nación distribuyó en el sistema de transporte de pasajeros marplatense.

Estos números tienen su origen en los datos oficiales del Ministerio de Transporte a los que LA CAPITAL logró acceder gracias a un trabajo de compilación y análisis compartido por el equipo de LNData, del diario La Nación de Buenos Aires. 

Al observar cómo se reparten los subsidios en todo el país, la cifra que se les asigna a las cinco empresas que operan en la ciudad parece insignificante.

Es que de todos los recursos que fueron asignados al transporte de pasajeros entre enero y noviembre, a las compañías marplatenses les tocó apenas el 1%.

Si bien en términos porcentuales la cifra parece exigua, no lo es tanto si se considera qué otros gastos podría haber efectuado el Estado con esa misma cantidad de recursos.

Los 1428 millones de pesos otorgados durante una década a las empresas de micros de Mar del Plata y de Batán, por ejemplo, equivalen prácticamente a la mitad del presupuesto municipal ejecutado durante 2015.

 

DISTRIBUCION DE LOS SUBSIDIOS POR EMPRESA (2005-2015)
EVOLUCION DE LOS SUBSIDIOS A EMPRESAS MARPLATENSES (2005-2015)

A simple vista los números sugieren que de no haber existido los subsidios, durante este período el precio del boleto habría tenido aumentos mucho más fuertes que los que fueron autorizados por el municipio.

Entre 2005 y la actualidad el boleto plano pasó a costar de $1 de $5,90, con lo cual experimentó una suba del 490%. 

Pero a lo largo de ese mismo período el monto de los subsidios otorgados cada año a las compañías locales creció un 1515%.

Aunque para conocer el auténtico impacto que la ayuda estatal tuvo en el valor de la tarifa habría que indagar en la evolución de los costos de las empresas, este análisis insinúa que en los últimos años las compañías se hicieron cada vez más dependientes de los subsidios para poder funcionar. Esta no es una circunstancia menor en un nuevo contexto político en el cual, la continuidad de los subsidios para muchos servicios públicos está en duda.

Los aportes estatales que reciben los transportistas que operan en General Pueyrredon tienen su origen en un tipo de ayuda denominada Sistema Integrado de Transporte Automotor (Sistau) a lo que se le suma otro fondo llamado Compensación Complementaria Provincial (CCP) -que sólo reciben las compañías del interior del país- y un tercero, concido como  Compensación por el Precio de Gasoil Diferencial.

Por estos tres conceptos, entre enero y noviembre últimos las cinco concesionarias locales recibieron en total 323 millones de pesos, a partir de lo cual se presume que en todo 2015 habrían percibido una suma cercana a los 350 millones.

De este modo es posible estimar que el año pasado, las empresas habrian recibido aproximadamente un 29% más de ayuda que en 2014, cuando la cifra total llegó a los 271 millones.