Existen 32 estaciones de servicio inactivas que requieren saneamiento

Según un relevamiento elaborado por la Municipalidad, existen 32 predios que permanecen ocupados por instalaciones de estaciones de servicio inactivas. De los 38 establecimientos que fueron cerrados en los últimos años, sólo 6 fueron saneados y reconvertidos.

Un relevamiento elaborado por la Subsecretaría de Control de la comuna indica que de las más de 100 estaciones de servicio que llegaron a funcionar en Mar del Plata y Batán, al menos 38 ya cerraron sus puertas en el transcurso de los últimos años.

En la mayoría de los casos los predios que eran ocupados por estos establecimientos, además de permanecer abandonados, aún contienen instalaciones y equipos relacionados con el almacenamiento y el expendio de combustible, lo que constituye todo un obstáculo para avanzar con su reutilización.

En total, de las 38 estaciones que fueron cerradas en los últimos años, apenas 6 pudieron ser clausuradas de manera definitiva tras cumplir con todos los requisitos exigidos para aceptar que se realizaran nuevas edificaciones.

Las 32 estaciones restantes siguen siendo grandes playones de cemento cada vez más deteriorados, que se encuentran abandonados o son utilizados como improvisados talleres mecánicos o estacionamientos de vehículos.

Por lo general estos establecimientos están ubicados en esquinas neurálgicas de la ciudad, provocando un fuerte impacto urbanístico en zonas caracterizadas por tener una intensa actividad comercial.

El siguiente mapa muestra la ubicación de las 32 estaciones de servicio inactivas


Durante los últimos años la problemática de las estaciones de servicio cerradas motivó la presentación de diferentes iniciativas tendientes a lograr una solución definitiva.

Pero el tema tiene una complejidad tal que hasta ahora sólo se logró implementadas algunas intervenciones puntuales.

Ante las quejas y las denuncias de los vecinos, por ejemplo, el mes pasado la Municipalidad dispuso la demolición de buena parte de la estación ubicada en Estrada y Pedraza.

Pero antes de hacerlo la comuna debió cumplir con una serie de trámites, como obtener una autorización de la jueza que tenía a su cargo la quiebra del antiguo establecimiento. Una vez que la estructura del negocio fue demolida, las autoridades de la sociedad de fomento del barrio Zacagnini expresaron su agradecimiento. “Esta construcción era un peligro tanto para los que la utilizaban para guardar sus vehículos como para los niños que solían jugar a la pelota debajo de una estructura que se encontraba seriamente deteriorada”, plantearon.

Años atrás, la comuna había adoptado una medida similar frente a las denuncias de los vecinos de Las Américas, que habían planteado que la vieja estación ubicada en Ruta 88 y Hernandarias se había transformado en un “aguantadero”. En este caso, antes de poder demoler la edificación, el municipio debió esperar durante 5 meses para obtener una autorización judicial.

Iniciativas en el Concejo

Durante los últimos años la problemática de las estaciones de servicio inactivas también motivó la presentación de distintas iniciativas en el Concejo Deliberante. Una de ellas fue impulsada por el radical Nicolás Maiorano, quien planteó prohibir en el centro y el macrocentro la habilitación de más estaciones y aplicar incentivos en los indicadores urbanísticos para quienes inviertan en los establecimientos que están cerrados.

Otra propuesta fue presentada recientemente por el concejal Cristian Azcona (Frente Renovador) quien propuso crear un “protocolo” en el que queden asentados todos los datos relacionados con las estaciones existentes, ya sea que estén abiertas o cerradas.

Esta semana el director de Inspección General, Eduardo Bruzzetta, puso en duda la eficacia que podría tener la aprobación de alguna de estas iniciativas, destacando que el Ejecutivo ya creó una comisión de seguimiento de los depósitos de hidrocarburos que está monitoreando el tema de cerca.

De hecho, el listado de cuáles son las estaciones de servicio inactivas existentes al que tuvo acceso LA CAPITAL fue elaborado por ese organismo, que a la vez, está intentando diseñar un programa para promover la recuperación de las estaciones abandonadas.

Uno de los problemas centrales para la reconversión de estos establecimientos consiste en la necesidad de que se cumpla con una rigurosa tarea de saneamiento antes de permitir que los lotes sean utilizados con un nuevo fin.

Los costos de estos trabajos, que deben contar con el aval de diferentes organismos públicos, suelen ser tan elevados que dificultan la posibilidad de que aparezcan inversores dispuestos a reutilizar los terrenos.

De hecho, en los 6 predios que dejaron de ser estaciones de servicio en la mayoría de los casos se realizaron grandes emprendimientos inmobiliarios, de una magnitud suficiente como para recuperar la inversión dedicada al saneamiento.

Entre los casos más emblemáticos figuran el nuevo edificio ubicado el Libertad y Salta y el complejo de torres diseñado por César Pelli que está siendo construido frente a Playa Chica.

mardedatos_color

 

Notas Relacionadas:

Buscan prohibir la radicación de estaciones de servicio en un amplio sector de Mar del Plata

Proponen revisar el estado de las estaciones de servicio de la ciudad

Iniciarán un relevamiento de las estaciones de servicio cerradas

El Ejecutivo critica los proyectos sobre las estaciones de servicio

Incendio en quincho lindante con estación de servicio causó alarma