¿Cuál será el impacto urbanístico de los nuevos polideportivos?

El municipio concluirá este año con la construcción de los 5 nuevos polideportivos barriales. Las obras se desarrollan en puntos neurálgicos de la periferia, donde habrá intervenciones adicionales para producir una transformación urbanística del entorno.

A través de la construcción de cinco nuevos complejos polideportivos, el municipio planea habilitar durante este año un conjunto de instalaciones públicas que además de favorecer la práctica de deportes, ayuden a poner en marcha un fuerte proceso de mejora urbanística en algunas de las zonas más postergadas de Mar del Plata. Las obras, que dieron comienzo a mediados del año pasado, están siendo ejecutadas en los barrios Colinas de Peralta Ramos, Las Heras, Libertad, Parque Camet y Centenario.

Todos ellas poseen características similares. Cada nuevo edificio dispondrá de un natatorio con medidas semiolímpicas y de un gimnasio con dimensiones reglamentarias para la práctica de disciplinas como volley, basket, papi fútbol o handball.

Click en la imágen para ampliar

Click en la imágen para ampliar

Además, cada establecimiento dispondrá de aulas y salones para realizar actividades sociales, recreativas, educativas y culturales.
Según le explicó a LA CAPITAL el presidente del Ente Municipal de Vialidad y Servicios Urbanos, Santiago Bonifatti, la comuna está trabajando con la consigna de inaugurar los cinco nuevos establecimientos durante la segunda mitad de este año.
La construcción de cada edificio está demandando una inversion que oscila entre los 14 y los 15 millones de pesos, lo que conforma un presupuesto total que supera los 75 millones.
Según Bonifatti, la idea de construir estos 5 polideportivos en la periferia responde a una estrategia que se apoya en la intensa tarea de planificación realizada durante los últimos años por la gestión del intendente Gustavo Pulti.
El proyecto contiene, por ejemplo, conceptos del Plan Estratégico, del Plan Maestro del Transporte y el Tránsito y del Plan de Acción de la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Todos estos documentos advirtieron, por ejemplo, sobre la necesidad de profundizar las políticas de descentralización y de intervenir enérgicamente en barrios que presentan distintas carencias y conflictos mediante inversiones que mejoren la calidad de vida de sus vecinos.

“Con este proyecto se está descentralizando la práctica del deporte y se están creando nuevos puntos de referencia en lugares en los que es muy necesaria una mayor presencia del Estado”, señaló el funcionario.

Bonifatti indicó que uno de los objetivos a lograr consiste en convertir a los barrios donde funcionarán los complejos en “mejores lugares para vivir” ya que están emplazados en zonas que, si bien figuran entre las más postergadas, tienen un gran potencial. “Los polideportivos están siendo construídos en zonas ya urbanizadas y que poseen la mayoría de los servicios. Creemos que estas obras contribuirán a mejorar sus perspectivas de desarrollo”, indicó.

En el proyecto de los nuevos polideportivos participan diversos organismos como el Ente Municipal de Deportes, el Ente de Obras y Servicios Urbanos, el Ente de Vialidad y Alumbrado, Obras Sanitarias o las áreas de Cultura, Salud y Educación. Varias de estas dependencia no sólo están involucradas en la etapa de construcción, sino que también ya tiene definidas distintas tareas para cuando los establecimientos comiencen a funcionar.
Según Bonifatti, un concepto central dentro de este proyecto es el de generar “nuevas centralidades” en Mar del Plata, que funcionen como puntos de referencia para quienes viven en las zonas más alejadas del centro y que, por esa razón, ven limitadas sus posibilidades de acceder a propuestas deportivas, culturales o recreativas.
En este sentido, el funcionario destacó que los lugares en los que se emplazarán los polideportivos son puntos neurálgicos de la ciudad en torno a los cuales se espera que se produzcan transformaciones urbanísticas a partir de la acción pública como del privada.
De hecho, la comuna ya está planificando y poniendo en práctica mejoras en la infraestructura de estas áreas, que incluyen inversiones en alumbrado, pavimentos, bicisendas, veredas y en las redes de agua potable y cloacas. Además se está trabajando para redefinir algunos aspectos del sistema de colectivos, para poder responder ante las nuevas demandas de transporte público que podrían generarse a partir de la presencia de los complejos.
Bonifatti aseguró “no tener dudas” de que los nuevos polideportivos ayudarán a que sus inmediaciones se transformen en “mejores lugares para vivir y para invertir”, lo que representará también nuevo desafío para el municipio. “No creemos que las mejoras vayan a producirse mágicamente y por eso el intendente Pulti pidió seguir trabajando en una planificación que acompañe los cambios, ofreciendo más y mejores servicios en las áreas de influencia de cada centro deportivo”, explicó.