Una herramienta que se consolida como el principal vínculo con el municipio

El Centro de Atención al Vecino fue inaugurado en agosto de 2013. En el primer semestre de este año canalizó 20.798 reclamos y 25.558 pedidos de turnos. Lo más habitual es que la gente llame al 147, aunque crece el uso de la web y de la aplicación para celulares. Las solicitudes por alumbrado representan el 80,2% de todos los reclamos.

Tras un año de funcionamiento, el Centro de Atención al Vecino ya se instituyó como una herramienta ágil y directa para que los marplatenses y batanenses puedan efectuar reclamos y soliciten turnos para realizar trámites o recibir atención médica. Desde que fue puesto en marcha en agosto de 2013, este servicio fue incorporando cada vez más prestaciones.

En sus inicios el CAV comenzó a funcionar como una nuevo canal de comunicación para que la gente pudiera reportarle a la comuna la existencia de fallas en el alumbrado público o en el sistema de semáforos.

Pero en la actualidad los vecinos ya pueden llamar al teléfono 147, ingresar a la pagina web o a la aplicación móvil del servicio por al menos 15 tipos de motivos diferentes.

Ahora también es posible reclamar por la presencia de vehículos abandonados, la limpieza de playas; denunciar irregularidades bromatológicas o problemas con el servicio de transporte público. También se puede solicitar turnos para tramitar la licencia de conducir o realizar análisis mamográficos.

Incluso los vecinos pueden comunicarse para conocer el número de celular del patrullero policial perteneciente a su cuadrícula.

Así, las demandas y consultas realizadas por los ciudadanos a través de este servicio fueron creciendo exponencialmente.

Sólo en el primer semestre de 2014 el CAV recibió 20.798 solicitudes, compuestas por llamadas o mensajes para efectuar denuncias y reclamos, además de 25.558 pedidos de turnos.

La información reunida por el CAV durante los 6 primeros meses de este año fue analizada por LA CAPITAL junto a un grupo de colaboradores en el marco del Primer Hackatón de Innovación Ciudadana con el objetivo de comprender de qué manera funciona el servicio y cuál es la respuesta que el municipio brinda ante las demandas del público.

Canales de comunicación

Si bien el servicio dispone de 3 manera distintas de establecer contacto con los vecinos, lo cierto es que lo que prevalece es el uso de la línea telefónica gratuita 147, mediante la cual en el primer semestre de este año se efectuó el 84,86% de las solicitudes.

La segunda vía de comunicación utilizada, con un 10,94%, fue la página de internet, y la tercera y última, la aplicación para teléfonos móviles, mediante la cual se realizó el 4,18% de las solicitudes.

Entre los reclamos, el primer lugar lo ocupan por lejos los problemas relacionados con alumbrado público.

Del total de solicitudes recibidas entre enero y junio, 16.675 (80,18%) estuvieron vinculadas con fallas en las luminarias.

Más atrás se ubicaron los reclamos relacionados con semáforos (6,18%), seguidos por los vinculados a la presencia de vehículos abandonados (5,61%) y denuncias asociadas con el transporte público (4,29%), bromatología (0,46%) y limpieza de playas (0,20%).

El CAV sólo se ocupa de tomar registro de las solicitudes, las cuales son derivadas a distintas áreas del municipio para que sean verificadas y se actúe para solucionar cada problema.

Del total de reclamos que fueron recibidos entre enero y junio pasados pudieron ser resueltos exitosamente 17.802, es decir, el 85,59% del total

En tanto que 983 solicitudes (4,73%) fueron rechazadas por tratarse de falsas denuncias o bien de inconvenientes circunstanciales que se resolvieron por sí solos, como por ejemplo, semáforos que se mantuvieron fuera servicio a causa de una interrupción momentánea en el suministro eléctrico.

Al 30 de junio de este año, el municipio concluyó el primer semestre del año con 1231 solicitudes (5,92%) aún pendientes de resolución.

La realidad de cada barrio

El sistema utilizado por el CAV para registrar los reclamos permite además establecer de qué zonas se originan las solicitudes, generando un cúmulo de información mediante la cual es posible analizar cuáles son las problemáticas más comunes en cada barrio.

Del total de demandas efectuadas durante el primer semestre de este año, 1219 (5,89% ) provinieron del área céntrica, la cual junto otros 9 barrios (Libertad, San José, Parque Luro, Villa Primera, Peralta Ramos Oeste, Bernardino Rivadavia, La Perla, Estrada y Don Bosco) generaron más de un cuarto (25,96%) del total de reclamos del semestre.

En todos los barrios la principal razón por la cual los vecinos se comunican con el CAV tiene que ver con problemas con el alumbrado.

Pero según la realidad existente en cada zona, la distribución del resto de los reclamos suele variar.

Por ejemplo, mientras que en el centro el primer motivo de contacto con el CAV fue el alumbrado (65%) el segundo inconveniente más reportado estuvo relacionado con fallas en los semáforos (20%), seguido por la presencia de vehículos abandonados (6,4%).

En tanto que en el barrio Libertad -que figura en segundo lugar en cuanto a generación de llamadas- los problemas con las luminarias representan casi 90% de los reclamos, seguidos muy de lejos por denuncias por vehículos abandonados (2,1) o inconvenientes con los semáforos (1,7%).